1 Usuario online
Total visitas: 3333

 
Rosario de Maria para la Nueva Era
 
Señal de la Cruz
 
Los misterios de Amor: El tercer rayo: Lunes
 
Una llama es activa,
una llama es vital,
una llama es eterna.

¡YO SOY una llama divina de radiante amor
desde el corazon mismo de Dios en el Gran Sol Central,
que desciende del Maestro de la vida!

YO SOY el que esta saturado ahora con la suprema consciencia divina
y el conocimiento solar de los bienamados Helios y Vesta.

Peregrino en la Tierra, YO SOY quien camina diariamente
por la senda de victoria de los maestros ascendidos,
que me conduce a la eterna libertad

Por el poder del fuego sagrado hoy y siempre, manifestandose continuamente
en mis pensamientos, sentimientos y percepcion inmediata,
trascendiendo y transmutando todos los elementos de la Tierra
dentro de mis cuatro cuerpos inferiores
y liberandome por el poder del fuego sagrado
de esos focos de energia mal calificados dentro de mi ser.

¡YO SOY liberado ahora mismo de toda atadura,
a traves y mediante las corrientes de la llama divina
del fuego sagrado mismo, cuya accion ascendente me convierte
en Dios en manifestacion, Dios en accion,
Dios por direccion y Dios en consciencia!

¡YO SOY una llama activa!
¡YO SOY una llama vital!
¡YO SOY una llama eterna!
¡YO SOY una chispa de fuego que se expande
desde el Gran Sol Central, atrayendo hacia mi ahora todo rayo
de energía divina que necesito y que nunca puede ser calificada
de nuevo por lo humano, y me inunda con la luz
y la iluminacion divina de mil soles
para asumir la potestad y el gobierno supremo
por siempre dondequiera que YO SOY!

Donde YO SOY, ahi esta Dios tambien
sin separarme por siempre permanezco aumentando mi luz
con la sonrisa de su resplandor la plenitud de su amor,
la omnisciencia de su sabiduria y el poder de su vida eterna,
que automaticamente me eleva en alas de ascension de la victoria,
que han de retornarme al corazon de Dios de donde, en verdad,
¡YO SOY quien ha venido a cumplir la voluntad de Dios
y a manifestar vida abundante para todos!.
 
Padre nuestro que estas en los cielos,
Santificado sea tu nombre, YO SOY,
YO SOY tu reino venido
YO SOY tu voluntad cumpliendose
YO SOY en la Tierra como YO SOY en el cielo
YO SOY quien da hoy el pan de cada dia a todos
YO SOY quien perdona a toda la vida hoy, tal como
YO SOY tambien toda vida perdonandome
YO SOY quien aparta a todo hombre de la tentacion
YO SOY quien libra a todo hombre de toda condicion perniciosa
YO SOY el reino
YO SOY el poder y
YO SOY la gloria de Dios en eterna e inmortal manifestacion
todo esto, YO SOY.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
YO SOY, YO SOY, YO SOY
el aliento de fuego de Dios
desde el corazon de los amados Alfa y Omega
Este dia YO SOY el concepto inmaculado
expresandose donde quiera que voy.

Ahora YO SOY el que esta lleno de jubilo
porque YO SOY ahora la plena expresion del amor divino.

Mi amada YO SOY sellame ahora dentro del corazon mismo
del aliento de fuego de Dios en expansion
que su pureza, su integridad y su amor
se manifiesten donde quiera que yo este hoy y siempre.

¡Yo ACEPTO que esto se cumpla ahora mismo con pleno poder!
¡YO SOY esto cumplido ahora mismo con pleno poder!

YO SOY, YO SOY, YO SOY la vida de Dios expresando perfeccion
en toda forma y en todo momento.

Esto que pido para mi lo pido para todo hombre, mujer y niño de este planeta.
 
YO SOY la puerta que nadie puede cerrar
YO SOY la luz que ilumina a todo hombre que viene al mundo
YO SOY el camino
YO SOY la verdad
YO SOY la vida
YO SOY la resurreccion
YO SOY la Ascension en la luz
YO SOY el cumplimiento de todas mis necesidades y requisitos del momento
YO SOY abundante provision vertida sobre toda vida
YO SOY vista y oidos perfectos
YO SOY la manifiesta perfeccion del ser
YO SOY la ilimitada luz de Dios manifestada en todas partes
YO SOY la luz del Sanctasanctorum
YO SOY un hijo de Dios
YO SOY la luz en el santo monte de Dios.
 
Primer misterio de Amor: El misterio de Juan Bautista y Jesus
 
Padre nuestro que estas en los cielos,
Santificado sea tu nombre, YO SOY,
YO SOY tu reino venido
YO SOY tu voluntad cumpliendose
YO SOY en la Tierra como YO SOY en el cielo
YO SOY quien da hoy el pan de cada dia a todos
YO SOY quien perdona a toda la vida hoy, tal como
YO SOY tambien toda vida perdonandome
YO SOY quien aparta a todo hombre de la tentacion
YO SOY quien libra a todo hombre de toda condicion perniciosa
YO SOY el reino
YO SOY el poder y
YO SOY la gloria de Dios en eterna e inmortal manifestacion
todo esto, YO SOY.
 
 1 Es preciso que el crezca y que yo disminuya. Hubo un hombre, enviado por Dios:
se llamaba Juan. Este vino para un testimonio, para dar testimonio de la luz,
para que todos creyeran por el.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 2 No era el la luz, sino que debia dar testimonio de la luz.
La Palabra era la luz verdadera que ilumina a todo hombre
que viene al mundo.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 3 Por aquellos dias aparece Juan el Bautista, proclamando en el desierto
de Judea:
"Convertios, porque ha llegado el Reino de los Cielos.
Este es aquel de quien habla el profeta Isaias cuando dice:
"Voz del que clama en el desierto: preparad el camino del Señor,
enderezad sus sendas".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 4 Respondio Juan a todos diciendo: "Yo os bautizo con agua;
pero viene el que es mas fuerte que yo, y yo no soy digno de desatarle
la correa de sus sandalias. El os bautizara en Espiritu Santo y fuego;
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 5 En su mano tiene el bieldo para limpiar su era y recoger el trigo en su granero;
pero la paja se quemara con fuego que no se apaga".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 6 Entonces aparece Jesus, que viene de Galilea al Jordan donde Juan,
para ser bautizado por el. Pero Juan trataba de impedirselo diciendo:
"Soy yo el que necesita ser bautizado por ti, ¿y tu vienes a mi?".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 7 Jesus le respondio: "Dejame ahora, pues conviene que asi cumplamos
toda justicia". Entonces le dejo.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 8 Bautizado Jesus, salio luego del agua; y en esto se abrieron los cielos
y vio al Espiritu de Dios que bajaba en forma de paloma y venia sobre el.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 9 Y una voz que salia de los cielos decia: "Este es mi hijo amado,
en quien me complazco".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
10 "En verdad os digo que no ha surgido entre los nacidos de mujer
uno mayor que Juan el Bautista; sin embargo, el mas pequeño
en el Reino de los Cielos es mayor que el".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo
como era en un principio ahora y siempre,
por los siglos de los siglos,
YO SOY, YO SOY, YO SOY
 
Segundo misterio de Amor: El amor de los discipulos por el Maestro
 
Padre nuestro que estas en los cielos,
Santificado sea tu nombre, YO SOY,
YO SOY tu reino venido
YO SOY tu voluntad cumpliendose
YO SOY en la Tierra como YO SOY en el cielo
YO SOY quien da hoy el pan de cada dia a todos
YO SOY quien perdona a toda la vida hoy, tal como
YO SOY tambien toda vida perdonandome
YO SOY quien aparta a todo hombre de la tentacion
YO SOY quien libra a todo hombre de toda condicion perniciosa
YO SOY el reino
YO SOY el poder y
YO SOY la gloria de Dios en eterna e inmortal manifestacion
todo esto, YO SOY.
 
 1 "Si me amais, guardareis mis mandamientos".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 2 "Y yo pedire al Padre y os dara otro Paraclito, para que este con ustedes
para siempre, el Espiritu de la verdad, a quien el mundo no puede recibir,
porque no le ve ni le conoce. Pero ustedes le conoceis, porque mora con ustedes"
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 3 "No os dejare huerfanos: volvere a ustedes".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 4 "Dentro de poco el mundo ya no me vera, pero ustedes si me vereis,
porque yo vivo y tambien ustedes vivireis. Aquel dia comprendereis que yo estoy
en mi Padre y ustedes en mi y yo en ustedes. El que tiene mis mandamientos
y los guarda, es el que me ama; y el que me ame, sera amado por mi Padre,
y yo le amare, y me manifestare con el"
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 5 "Señor, ¿que pasa para que te vayas a manifestar a nosotros
y no al mundo?". Jesus respondio: "Si alguno me ama, guardara
mi Palabra, y mi Padre le amara, y vendremos a el y haremos morada en el".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 6 "El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que escuchais
no es mia, sino del Padre que me ha enviado. Os he dicho
estas cosas estando entre ustedes".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 7 "Pero el Paraclito, el Espiritu Santo, que el Padre enviara en mi nombre,
os lo enseñara todo y os recordara todo lo que yo os he dicho".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 8 "Os dejo la paz, mi paz os doy; no os la doy como la da el mundo.
No se turbe su corazon ni se acobarde".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 9 "Han oido que os he dicho: "Me voy y volvere a ustedes". Si me
amarais, os alegrarias de que me fuera al Padre, porque el Padre
es mas grande que yo".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
10 "Y os digo ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda creais.
Ya no hablare muchas cosas con ustedes, porque llega el Principe de este mundo.
En mi no tiene ningun poder; pero ha de saber el mundo que amo al Padre
y que obro segun el Padre me ha ordenado".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo
como era en un principio ahora y siempre,
por los siglos de los siglos,
YO SOY, YO SOY, YO SOY
 
Tercer misterio de Amor: El amor de Cristo y de sus miembros
 
Padre nuestro que estas en los cielos,
Santificado sea tu nombre, YO SOY,
YO SOY tu reino venido
YO SOY tu voluntad cumpliendose
YO SOY en la Tierra como YO SOY en el cielo
YO SOY quien da hoy el pan de cada dia a todos
YO SOY quien perdona a toda la vida hoy, tal como
YO SOY tambien toda vida perdonandome
YO SOY quien aparta a todo hombre de la tentacion
YO SOY quien libra a todo hombre de toda condicion perniciosa
YO SOY el reino
YO SOY el poder y
YO SOY la gloria de Dios en eterna e inmortal manifestacion
todo esto, YO SOY.
 
 1 "YO SOY la vid verdadera, y mi Padre es el viñador.
Todo sarmiento que en mi no da fruto, lo corta, y todo el que da fruto, lo limpia,
para que de mas fruto".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 2 "Ustedes estan ya limpios gracias a la Palabra que os he anunciado. Permaneced
en mi como yo en ustedes. Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto
por si mismo, si no permanece en la vid; asi tampoco ustedes
si no permanecen en mi".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 3 "YO SOY la vid; ustedes los sarmientos. El que permanece en mi y yo en el,
ese da mucho fruto: porque separados de mi no podeis hacer nada".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 4 "Si alguno no permanece en mi, es arrojado fuera, como el sarmiento
y se seca; luego los recogen, los echan al fuego y arden. Si permaneceis en mi,
y mis palabras permanecen en ustedes, pedid lo que querais y lo conseguireis".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 5 "La Gloria de mi Padre esta en que deis mucho fruto, y seais mis discipulos.
Como el Padre me amo, yo tambien os he amado a ustedes;
permaneced en mi amor".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 6 "Si guardais mis mandamientos, permanecereis en mi amor,
como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.
Os he dicho esto, para que mi gozo este en ustedes, y su gozo sea colmado".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 7 "Este es el mandamiento mio; que os ameis los unos a los otros
como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que el que da su vida
por sus amigos".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 8 "Ustedes sois mis amigos, si haceis lo que yo os mando. No os llamo ya siervos,
porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a ustedes os he llamado amigos,
porque todo lo que he oido de mi Padre os he dado a conocer".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 9 "No me han elegido ustedes a mi, sino que yo os he elegido a ustedes,
y os he destinado para que vayais y deis fruto, y que su fruto permanezca,
de modo que todo lo que pidais al Padre en mi nombre os lo conceda".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
10 "Lo que os mando es que os ameis los unos a los otros".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo
como era en un principio ahora y siempre,
por los siglos de los siglos,
YO SOY, YO SOY, YO SOY
 
Cuarto misterio de Amor: El amor del Maestro por sus discipulos
 
Padre nuestro que estas en los cielos,
Santificado sea tu nombre, YO SOY,
YO SOY tu reino venido
YO SOY tu voluntad cumpliendose
YO SOY en la Tierra como YO SOY en el cielo
YO SOY quien da hoy el pan de cada dia a todos
YO SOY quien perdona a toda la vida hoy, tal como
YO SOY tambien toda vida perdonandome
YO SOY quien aparta a todo hombre de la tentacion
YO SOY quien libra a todo hombre de toda condicion perniciosa
YO SOY el reino
YO SOY el poder y
YO SOY la gloria de Dios en eterna e inmortal manifestacion
todo esto, YO SOY.
 
 1 Simon Pedro les dice: "Voy a pescar". Le contestan ellos:
"Tambien nosotros vamos contigo". Fueron y subieron a la barca,
pero aquella noche no pescaron nada.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 2 Cuando ya amanecio, estaba Jesus en la orilla; pero los discipulos no sabian
que era Jesus.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 3 Diceles Jesus: "Muchachos, ¿no teneis pescado?".
Le contestaron: "No".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 4 El les dijo: "Echad la red a la derecha de la barca y encontrareis".
La echaron pues. Ya no podian arrastrarla por la abundancia de peces.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 5 Nada mas saltar a la tierra, ven preparadas unas brasas y un pez sobre
ellas y pan. Diceles Jesus: "Traed algunos de los peces
que acabais de pescar".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 6 Subio Simon Pedro y saco la red a tierra, llena de peces grandes:
ciento cincuenta y tres. Y aun siendo tantos, no se rompio la red.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 7 Jesus les dice: "Venid y comed". Ninguno de los discipulos
se atrevia a preguntarle: "¿Quien eres tu?",
sabiendo que era el Señor.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 8 Despues de haber comido, dice Jesus a Simon Pedro: "Simon de Juan,
¿me amas mas que estos?" Le dice el: "Si Señor,
tu sabes que te quiero". Le dice Jesus: "Apacienta mis corderos".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 9 Vuelve a decirle por segunda vez: "Simon de Juan, ¿me amas?".
Le dice el: "Si Señor, tu sabes que te quiero".
Le dice Jesus: "Apacienta mis corderos".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
10 Le dice por tercera vez: "Simon de Juan, ¿me quieres?".
Se entristecio Pedro de que le preguntase por tercera vez.
"¿Me quieres?". Y le dijo: "Señor,
tu lo sabes todo; tu sabes que te quiero".
Le dice Jesus: "Apacienta mis corderos".
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo
como era en un principio ahora y siempre,
por los siglos de los siglos,
YO SOY, YO SOY, YO SOY
 
Quinto misterio de Amor: El amor del Padre
 
Padre nuestro que estas en los cielos,
Santificado sea tu nombre, YO SOY,
YO SOY tu reino venido
YO SOY tu voluntad cumpliendose
YO SOY en la Tierra como YO SOY en el cielo
YO SOY quien da hoy el pan de cada dia a todos
YO SOY quien perdona a toda la vida hoy, tal como
YO SOY tambien toda vida perdonandome
YO SOY quien aparta a todo hombre de la tentacion
YO SOY quien libra a todo hombre de toda condicion perniciosa
YO SOY el reino
YO SOY el poder y
YO SOY la gloria de Dios en eterna e inmortal manifestacion
todo esto, YO SOY.
 
 1 Mirad que amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios,
pues ¡lo somos!. El mundo no nos conoce porque no le conocio a El.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 2 Queridos, ahora somos hijos de Dios y aun no se ha manifestado lo que seremos.
Sabemos que, cuando se manifieste seremos semejantes a El,
porque lo veremos tal cual es.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 3 Todo el que tiene esta esperanza en El se purifica a si mismo, como El es puro.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 4 Todo el que comete pecado comete tambien la iniquidad, pues el pecado es la iniquidad.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 5 Y sabeis que El se manifesto para quitar los pecados y en El no hay pecado.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 6 Todo el que permanece en El, no peca. Todo el que peca, no le ha visto ni conocido.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 7 Hijos mios, que nadie les engañe. Quien obra la justicia es justo, como El es justo.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 8 Quien comete pecado es el diablo, pues el diablo peca desde el principio.
El Hijo de Dios se manifesto para deshacer las obras del diablo.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
 9 Todo el que ha nacido de Dios no comete pecado porque su germen permanece
en El; y no puede pecar porque ha nacido de Dios.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
10 En esto se reconocen los hijos de Dios y los hijos del diablo:
todo el que no obra la justicia no es de Dios, ni tampoco el que
no ama a su hermano.
 
Ave Maria, llena eres de gracia el Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesus.
Santa Maria, madre de Dios ruega por nosotros
hijos e hijas de Dios ahora y en la hora de
nuestra victoria sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.
 
Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo
como era en un principio ahora y siempre,
por los siglos de los siglos,
YO SOY, YO SOY, YO SOY
 
¡Consumado esta!

Concluido este episodio de lucha YO SOY uno con la vida inmortal
serenamente yo estoy resucitando mis energías espirituales desde
la gran tesoreria del saber inmortal.

Los dias que conoci contigo ¡Oh Padre!
Antes de que el mundo fuera los dias del triunfo, cuando todos los pensamientos
de tu Ser se elevaban sobre las sempiternas colinas de la memoria cosmica
regresan una vez mas mientras medito en ti.

Cada dia, a medida que evoco tus recuerdos de los antiguos escritos
del amor inmortal, YO SOY quien se emociona de nuevo.

Maravillosos modelos de contemplacion me activan con la sabiduria
de tu esquema creativo tan cuidadosa y prodigiosamente estoy hecho
que nadie puede estropear tu diseño.

Nadie puede despojar la belleza de tu santidad,
nadie puede desalentar el latir de mi corazon con una expectacion
casi impetuosa de tu plenitud manifestada en mi.

¡Oh gran y glorioso Padre!

¿Como podria un pajarillo creado en jerarquica
bienaventuranza eludir tu atencion compasiva?

YO SOY de mayor valor que muchas aves y por tanto,
se que tus amorosos pensamientos llegan a mi diariamente
para consolarme en mi aparente soledad, para acrecentar mi valor,
elevar mis conceptos, exaltar mi caracter, inundar mi ser de virtud y poder,
sostener tu caliz de vida derramandose dentro de mi y morar en mi interior
para siempre en la cercania de tu presencia celestial.

No puedo fallar porque YO SOY tu mismo en accion en todas partes.

Cabalgo contigo sobre las olas y las crestas de la abundancia de las aguas.

Avanzo contigo en las ondulaciones de tus corrientes
atravesando las miles de colinas que componen la corteza terrestre.

Yo estoy vivo contigo en cada arbusto, flor y brizna de hierba
toda la naturaleza canta en ti y en mi porque somos uno.

YO SOY el que vive en los corazones de los oprimidos, elevandolos.

YO SOY la Ley exigiendo la verdad del Ser en el corazon de los orgullosos,
rebajando la creacion humana que hay en ellos y avivando la busqueda de tu realidad.

YO SOY la plena destreza de la gracia divina, el espiritu de santidad
que libera a todos los corazones de la esclavitud y los lleva a la Unidad.

¡Consumado esta!

Tu creacion perfecta esta dentro de mi.

Inmortalmente bella la beatitud del Ser no puede ser negada.

Como en ti mismo, habia en la morada de la realidad
para nunca mas caer en lo profano, tan solo conoce las maravillas
de la pureza y la victoria mas dentro de este fuego inmortal se agita
un modelo perfecto de misericordia y compasion que busca salvar para siempre
aquello que se ha perdido por haberse desviado
de la belleza de la realidad y la verdad.

¡YO SOY el Cristo vivo en accion eterna!

¡Consumado esta!

¡La muerte y los conceptos humanos no tienen poder en mi mundo!

Estoy sellado por designio de Dios con la plenitud de ese amor de Cristo,
que vence, trasciende y libera al mundo por el poder del tres por tres
hasta que todo el mundo sea victorioso en Dios

¡Ascendido en la Luz y libre!

¡Consumado esta!

La plenitud es la totalidad de Dios.

Dia tras dia un aumento de fuerza, devocion, vida, belleza y santidad se produce en mi
emanando desde la mas bella flor de mi ser, la rosa de Saron consagrada al Cristo
que abre sus petalos dentro de mi corazon,

¡Mi corazon es el corazon de Dios!

¡Mi corazon es el corazon del mundo!

¡Mi corazon es el corazon de Cristo en accion curativa!

He aqui, YO SOY el que esta siempre contigo hasta el fin cuando con la voz
del amor inmortal yo tambien diga:
¡Consumado esta!